No title (Aliment)

Research brief

En el relato bíblico de la última cena, la divinidad está presente en el alimento departido: de manera verdadera, real y substancial, con su cuerpo y sangre.

Estos menús de restaurantes de París y Nueva York, aluden a las hojas parroquiales y textos religiosos. El consumo de alimentos, simboliza la nutrición del alma, y el cuerpo femenino como elemento esencial.

En el pensamiento renacentista, la mujer era símbolo de la pureza, la honestidad y la buena voluntad. Aportaba la “esencia” y el hombre “la materia” en el acto fecundante.

Media

Collage, impresión digital y menús de restaurantes de París y Nueva York

Year

1999